Ramadan Kareem

Ya es Ramadán. Y aunque es mi primera vez entendiendo, quizás incluso plantéandome lo que significa, y es mi primer Ramadán en Dubái, quería escribir un poco sobre qué es y cómo hay que comportarse si vives aquí.



Ramadán es el mes sagrado para los musulmanes. Es el noveno mes del calendario islámico (por lo cual todos los años cae en una fecha diferente) y es importante porque es el tiempo en el que se hace el ayuno, que es uno de los pilares del islam.

¿Qué quiere decir esto exactamente?
Que los musulmanes no comen ni beben (ni fuman, entre otras cosas) desde que sale el sol hasta que se pone. Es un mes especialmente religioso, de rezo e instrospección, pero también es un mes de celebración, en el que las familias se reúnen, comen juntos y rezan. Es, además un mes particularmente caritativo, en el que se piensa de una forma especial en los más necesitados… incluso al hacer el ayuno y sentir lo que siente aquel que no puede comer por distintas necesidades.

¿Quiénes no están obligados a ayunar? Los niños (aunque sé de muchos que lo hacen para acompañar a sus familias), las mujeres embarazadas, lactantes, o con la regla, y aquellos que están viajando.

En cuanto a la práctica del ayuno: este se rompe con el Iftar, que es una comida que se hace cuando se pone el sol. Según qué países, este puede ser antes o después del rezo del atardecer.

¿Qué ocurre con los no musulmánes? Nosotros no estamos obligados a ayunar, pero sí tenemos que ser respetuosos. ¿Qué quiere decir esto? Que no puedes comer (ni masticar chicle), beber o fumar en público. Ni siquiera estando en tu coche, a menos que tengas TODOS los vidrios polarizados/negros; ya que te pueden poner una multa (alguna gente dice que incluso te pueden llevar a la cárcel). Se supone que de puertas para adentro (en tu casa, por ejemplo) sí puedes seguir con tu vida normal.

Por lo mismo, puede resultar algo complicado encontrar restaurantes abiertos durante el día. Aunque cada vez hay más restaurantes que abren sus puertas o que hacen entrega a domicilio. Aquí tienes una lista deSassy Mama con lugares donde puedes comer durante el día, y otra de Love in Dubai.

Además, debes de ser más respetuoso con las costumbres locales: vestirte de forma modesta. No hacer señales de afecto ni tampoco gritar, insultar, etc. No puedes poner la música muy fuerte.

Me preguntaba alguien el otro día si se puede ir a la playa, tomar el sol y hacer ejercicios. Por lo visto sí se puede, aunque el tema de hacer ejercicios al aire libre y no poder beber agua (con el calor que está haciendo) no me parece una opción muy inteligente. En cambio en un gimnasio no hay problema y hasta encontrás ahí las botellas de agua de siempre.

Durante esta época hay que tener especial precaución con el coche, ya que, por un lado, los que ayunan están mucho de la noche despiertos ya sea celebrando, rezando, o comiendo antes del amanecer para poder aguantar durante el ayuno del día. Pero además, el cansancio y la falta de alimentos hace que los conductores estén menos atentos e incluso puedan tener algún bajón al volante.

 En un próximo post pondré mis experiencias y lo que descubro de vivir un día normal de Ramadán en Dubái.


¡Y Ramadán Kareem*

*Ramadán Kareem o Ramadán Mubarak son los saludos de esta época, que significan algo así como "Feliz Ramadán".

you might also like

Ramadán

4 comentarios:

  1. Felicidades Ursula! Esta padrisimo el blog! muy completo y acertado!!
    Por aquí te seguiré !!
    😘😘😘

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría sumarme a un Ramadan algún día por el ritual que es, además que me encanta la comida árabe. Contános qué se come de noche, si son platos con valor simbólico o ritualístico.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por acercarme al Ramadán un poco más a mi me parece una epoca interesante me gusta leer sobre ello, los enlaces no me funcionan de las guias que nombras.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Super interesante, lo cuentas tan bien que da la ganas de participar en la ceremonia. Como siempre te seguiré en el blog. Gracias

    ResponderEliminar

Soy Ursula

Y me gusta el chocolate, la risa de mis hijos y disfrutar del mar.
Crecí inmigrante y ahora soy expatriada en Dubái.