La disciplina se instala en el PSG

538
La disciplina se instala en el PSG

Ni Luis Campos ni Christophe Galtier han fichado por el PSG para irse de vacaciones. El dúo que ya hizo campeón al Lille en la Ligue 1 ha establecido la disciplina como el eje de sus decisiones desde que ficharan por los parisinos el pasado mes de junio. Según L’Équipe, ambos han implantado una serie de normas que se tienen que cumplir a rajatabla o, de lo contrario, habrá consecuencias.

La primera de ellas son los desayunos. Los jugadores del PSG deberán llegar a la ciudad deportiva de Camp des Loges entre las 8,30 y las 8,45 y todo jugador que llegue tarde, sin importar el nombre, no estará autorizado a entrenar con el resto de la plantilla y deberá volverse a casa. En el centro deportivo Oredoo, además, los futbolistas deberán desayunar juntos sin teléfonos móviles. Campos quiere evitar que se formen distintos grupos dentro del vestuario y su objetivo es fomentar la integridad entre diferentes lenguas para que haya más cohesión en el terreno de juego.

De forma sorprendente, Neymar es, según L’Équipe, un caso paradigmático de disciplina desde que arrancó la pretemporada del PSG. El brasileño, antes de la gira en Japón, era uno de los primeros en llegar a la ciudad deportiva y adelantó sus vacaciones una semana para ponerse a punto físicamente. Aunque Al-Khelaïfi y Qatar quieran desprenderse de sus servicios, el exjugador del Barcelona quiere triunfar en París. De momento, la disciplina parece haber surtido efecto en un PSG acostumbrado a descalabros internos durante el último lustro.