Marsch tiene a su Modric ‘made in USA’

362
Marsch tiene a su Modric ‘made in USA’

Pocas apuestas son tan fiables como las de la factoría Red Bull a la hora de encontrar talento. Cuando estaba en el Salzburgo, el técnico estadounidense Jesse Marsch tuvo que tapar el hueco que le dejaba su estrella Szoboszlai, vendida al Leipzig por 22 millones, y fichó a una joven promesa de la MLS, Brenden Aaronson (New Jersey, 2000), procedente del Philadelphia Union, que recibió por el traspaso 12,5 millones por un jugador que entonces tenía 19 años. Aaronson se convirtió rápidamente en la gran figura del equipo austriaco. Apenas estuvo seis meses bajo las órdenes de Marsch en el Salzburgo cuando el preparador se fue del equipo para sustituir a Bielsa en el Leeds, donde desde su primer día pidió a los directivos del club inglés el fichaje de su compatriota. EL centrocampista norteamericano llegó finalmente al Leeds este verano y apenas ha tardado unas semanas en convertirse en el nuevo ídolo de una afición que acaba de perder a Raphinha y Kalvin-Phillips.

Aaronson se estrenó el pasado domingo como goleador en la Premier nada menos que ante el Chelsea, un gigante de la Premier al que los whites golearon 3-0. El estadounidense abrió la lata tras ir a la presión de Mendy, al que le robó el balón en el área pequeña para después sólo tener que empujar el esférico a portería vacía. Marsch le ha dado galones en el medio del campo y apunta a que será uno de los centrocampistas más destacados de la Premier las próximas temporadas.

Foto de jugador

“Modric ha sido mi modelo a seguir como jugador”, explicó Aaronson hace unos meses, cuando militaba en el Salzburgo. Salvando las distancias y sin querer etiquetarlo como un nuevo Modric, es cierto que ambos jugadores son perfiles parecidos. Al igual que el croata, el del Leeds es un medio de vocación ofensiva que no supera el 1,80 (1,77 metros por el 1,72 de Luka), que no reniega del trabajo sin balón y que tiene un buen golpeo, también con el exterior. La selección estadounidense tiene puestas en él sus esperanzas de hacer un gran Mundial en Qatar. Los norteamericanos sueñan con realizar un buen torneo de la mano de Aaronson, Pulisic, McKennie, Gio Reyna y Dest, entre otros.