Ansu, tercer regreso sin magia

659
Ansu, tercer regreso sin magia

El tercer regreso de Ansu Fati esta temporada no tuvo la magia de aquel del pasado 26 de septiembre ante el Levante, en el que se generó una atmósfera eléctrica en el Camp Nou, culminada con su golazo, el 3-0, que premiaba casi un año de recuperación. Lo de anoche ni siquiera significó ese punto de inflexión como en la semifinal de la Supercopa ante el Madrid. Es final de temporada. El agotamiento general del Camp Nou por otra temporada decepcionante coincide con ese agotamiento del jugador por luchar para reaparecer, una y otra vez. Meses durísimos de trabajo en las manos de Joaquín Juan, su fisio y recuperador de confianza.

Ansu Fati, que se había lesionado el 20 de enero en San Mamés, apareció en el cesped del Camp Nou en el minuto 74:30. Saludó a Ferran y Aubameyang y se dispuso a hacer lo que más le gusta: jugar de nuevo al fútbol de élite. Sin embargo, apenas participó en el juego. Xavi, convencido de que todavía no está a un buen nivel físico, no le dejó arrancar de la banda y le colocó de nueve. Como por entonces, y después de la salida de Salva Sevilla, el balón era del Mallorca, el de Bissau casi ni la olió. Se le vio, además, con menos hambre que en otros regresos. Como si esta vez quisiese ir con más calma y tuviera el objetivo más a largo plazo: no volver a recaer. Cometió alguna faltaen el centro del campo y terminó el partido casi anónimamente, cruzando unas palabras con Bryan Oliván.

Xavi le elogió al final del partido: “Ansu es un jugador especial, que tiene gol y que tiene que estar en el área. Lo veo más en el área en estos momentos. Es un jugador diferencial y no lo hemos tenido estos meses. Creo que es una buena noticia para el Barça y para el equipo que haya regresado”.

A Ansu apenas le quedan cuatro partidos de Liga y el amistoso en Sidney de final de mayo para tratar de coger ritmo. Su temporada, sin embargo, no acabará ahí. Mientras sus compañeros estén de vacaciones, él trabajará específicamente. Su sueño es empezar al cien por cien la próxima temporada y llegar a tiempo al Mundial de Qatar. Lo tiene muy difícil a día de hoy, pero él lo va a intentar hasta el final.